VIENTRE PLANO (1)

8:50

Vientre plano para modelos


El vientre plano es uno de los requisitos que se les pide a los modelos de lencería, de fitness y de bikinis y bañadores. Aunque en realidad, el vientre plano es un objetivo deseable para cualquiera ya que favorece mucho en las fotos.



El camino para conseguirlo pasa por combinar una alimentación adecuada y el ejercicio de tonificación.

Hablando con una personal trainer nos doy varios consejos. Hoy trataremos sobre la alimentación y en el próximo post sobre ejercicios.

HÁBITOS ALIMENTICIOS QUE TE AYUDARÁN A CONSEGUIR UN VIENTRE PLANO:

- Bebe mínimo dos litros de agua al día, el agua purifica tu cuerpo de sodio (que produce acumulación de fluidos) y a la larga, termina por favorecer un vientre más plano.

- Come más fibra. La falta de fibra favorece la acumulación de grasas y líquidos y la hinchazón del abdomen. Se recomienda un mínimo de 25 gramos de fibra al día que podemos comer a partir de las frutas, las verduras, los cereales integrales o las legumbres. 


- Ojo con los carbohidratos. Son imprescindibles en una dieta saludable pero no deben de sobrepasar el 45% de tu alimentación diaria.

- Evita las bebidas con gas. las bebidas carbonatadas son tus grandes enemigas para tener un vientre plano. El gas aumenta la hinchazón, provoca gases y el dióxido de carbono de las burbujas hace que el estómago se vacíe más lentamente.

- Vigila la sal. Y es que el sodio que contiene produce retención de líquidos que se pueden acumular en tu abdomen, abultándolo. Lo ideal es no tomar más de una cucharada de sal al día repartida entre todos los alimentos así que... ¡raciónala! Y busca alternativas como las especias para llenar tus comidas de sabor sin perjudicar a tu forma. 

- Favorece las digestiones fáciles. Sólo tienes que seguir sencillas normas como no dormir inmediatamente después de una comida, no atiborrarte a líquidos mientras comes, hacer cinco comidas ligeras al día y cenar pronto.

- Prohibidos los fritos y las grasas. Tienen un alto contenido en grasas saturadas, de digestión muy lenta y que te hacen sentir demasiado pesada. 

- ¡No mastiques chicle! ¿Sabías que mientras lo masticas estás tragando una cantidad enorme de aire? Ese aire no tiene calorías pero va directo a tu estómago a provocar hinchazón.

-Por ultimo no olvides que también es muy importante comer despacio y masticando bien.

Quizas te interese

0 comentarios

Dale al Like